A 4 manos

Periodismo, literatura y artes

LA MARCHA DEL EMPERADOR (II PARTE)

Cada año, el pingüino Emperador recorre cientos de kilómetros de invierno y adversidades en el continente remoto e inhóspito, la agreste Antártica, que permanece tan fría como lo que es: un témpano de hielo macizo.

Las temperaturas, que bajan más allá de los  40 grados, llega incluso a los 70 bajo cero: es lo más aterrador del trayecto y la estadía.

Según datos de las revistas Paris Match y la National Geographic, los vientos, en ocasiones de 200 kilómetros por hora, sobre el hielo dan una sensación de frío equivalente a los menos 180 grados. Muy pocas especies de animales se adaptan a la región que circunda el Polo Sur, que de paso alberga alrededor del 80 por ciento del agua dulce, aunque congelada, del planeta.

El único huevo que depositan las hembras pesa alrededor de 440 gramos, poco menos de una libra. Será el padre el encargado de incubarlo en su cuerpo. Soportará en estas condiciones ráfagas de vientos y ventiscas impetuosas que no lograrán menoscabar su carácter. Ellos resisten obstinadamente en el sitio donde incuba al pequeño, contra todo emplazamiento de la naturaleza y el destino.

(más…)

LA MARCHA DEL EMPERADOR

La increíble y titánica épica anual de una criatura de los hielos llegó hace unos años a las pantallas del mundo y América. El vía crucis del ave antecede a cualquier odisea humana.

El filme, La marche de L`Empereur, en francés, y La marcha del Emperador, en perfecto español, fue nominado a cuatro premios César. La sorpresa mayor fue cuando obtuvo el Oscar norteamericano (2005) al mejor documental de largometraje del año.

Sinopsis: cada año, el pingüino Emperador recorre cientos de kilómetros de invierno y adversidades en el continente remoto e inhóspito, la agreste Antártica, que permanece tan fría como lo que es: un témpano de hielo macizo.

Tal epopeya sin precedentes la protagonizan para lograr subsistencia. La historia de su ciclo de reproducción es única y tema del espectacular e increíble documental.

El filme mezcla amor, valor y aventura en el corazón de ese paraíso e infierno gélido, la región más aislada e inhospita del mundo. La naturaleza de la zona legó argumento y escenario persistente a través de miles y miles de años. El sitio de la filmación, no obstante, solo fue descubierto a principios del siglo XX.

Hace millones de años, ese continente era, por cierto, un territorio que gozaba de condiciones más habitables. Con el deterioro climatológico, unos animales emigraron y otros desaparecían para siempre. Pero el Emperador se mantuvo y adaptó, no sin martirologios, a los inclementes inviernos.

Cuando todavía el verano persiste y el frío pierde algo de rigor, los majestuosos emperadores viajan desde sus hogares al hielo natal. Parten en busca de pareja, en un largo y pacífico desfile, para entonces, ella y él, compartir estupendos y estoicos ritos de apareamiento. Las nuevas parejas juran fidelidad para esa y todas las temporadas venideras. Las más antiguas renuevan el compromiso ineludible. Su fidelidad es comprobada y la comparten con algunas otras especies de aves.

(más…)

LAS MARIPOSAS MÁS GRANDES DEL MUNDO

INFORMACIÓN TOMADA DE NOTICIAS DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA
Dos especies se disputan el título de mariposa más grande del mundo.
Por un lado está la mariposa atlas, que habita en las selvas del sudeste asiático, desde el sur de China hasta Indonesia; por otro, la mariposa emperador, nativa de América, desde México hasta Brasil.
Ambas son mariposas nocturnas.
Entre las mariposas diurnas, las sigue de cerca la Reina Alejandra, de las selvas del extremo oriental de Nueva Guinea.
Mariposa Atlas

UN METEORITO MARCIANO TRANSPORTA INFORMACIÓN EN VIDRIO NEGRO

INFORMACIÓN Y FOTO TOMADA DE NOTICIAS DE LA CIENCIA Y LA TECONOLOGÍA

El año pasado cayó en el sur de Marruecos un meteorito procedente de Marte. Ahora un grupo de investigadores ha comprobado que la roca, que presenta un característico vidrio negro, ha llegado con sustancias del interior, la superficie y la atmósfera del planeta rojo.

Los meteoritos procedentes de Marte son una buena herramienta para comprender la evolución geológica del planeta rojo. Sin embargo, la mayoría de las muestras se ha recogido mucho tiempo después de su impacto –a menudo en la Antártida– y, por lo tanto, con mayor probabilidad de contaminación o desgaste. No así el meteorito Tissint, que se vio caer en julio de 2011 en esa localidad del desierto de Marruecos y enseguida se recogieron sus fragmentos

Ahora, un equipo internacional de científicos publica esta semana en Science un análisis de esta roca que abandonó Marte hace 700.000 años. Los resultados revelan que en su composición están presentes tres componentes distintos derivados del interior, superficie y atmósfera marciana.

Según los investigadores, estos productos habrían sido arrastrados por fluidos de la superficie marciana, hasta quedar depositados entre las fisuras del meteorito. Después, tras el impacto de un asteroide u otro cuerpo, el meteorito salió despedido de Marte y en su interior se produjo un derretimiento del material de las grietas donde estaban concentrados los productos arrastrados.

Este derretimiento originó un vidrio negro en el que quedaron retenidas sustancias químicas características de la superficie y atmósfera marciana, según señalan los experimentos llevados a cabo en la investigación.

Ya se habían encontrado gases supuestamente procedentes de la atmósfera del planeta rojo en otro meteorito hallado en la Antártida en 1980. Sin embargo, como se localizó un tiempo después de impactar, no estaba tan ‘fresco’ como Tissint, y sus datos no son tan fiables.

Los investigadores también han confirmado que las características de la erosión sobre el meteorito descritas en el nuevo estudio son compatibles con las observaciones que la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) han registrado en la superficie de Marte. (Fuente: SINC)

PÁJARO EN EL ABISMO

(aparecido en la revista BOHEMIA, Cuba, en enero de l987)

VOLAR SOBRE MOA

Casi todo es rojo mirado desde el avión. Las grandes llanuras terrenales son de un púrpura impresionante. Los techos están decorados con el color más cercano a la sangre. Un riachuelo  corre alocado entre las casas y arrastra una turbulenta e increíble agua escarlata. Solo el verde intenso de la vegetación escapa al instinto encarnado y fulminante de los suelos.

El avión desciende. Pasamos a unos yipis que pronto se lanzan a ásperos terraplenes. A los lados se dejan ver paisajes que anuncian interminables montañas. Llegamos. Nos acomodamos lo mejor posible. Y respiramos esa tarde el aire de un paraje de inaudita belleza que el natural de la región bautizó con el nombre de Farallones de Moa.

La impaciencia no puede esperar. A esa misma hora nos lanzamos montaña arriba. El atuendo de los expedicionarios consiste en uniforme de camuflaje, botas, cantimplora, cámaras fotográficas, woki-toki, binoculares y mochila con algunos utensilios y alimentos.

Cada cual avanza acariciando a su manera la ilusión de ver u oír al pájaro que protagonizó una noticia que primero dio la vuelta a la isla y luego al continente y al mundo. Pero la pesquisa resulta infructuosa: lo seguro, a esa hora, es que el ave dormía confortable en su hueco, después de una jornada de acuciosa búsqueda de alimentos. Regresamos ya con luna y estrellas sobre las cabezas. La esperanza se renueva y resigna hasta mañana.

PREGUNTAS EN LA OSCURIDAD

Hace días, leyendo la prensa, percibí una manera de comenzar este reportaje. Mientras iba de una página a otra, de un diario a otro, pasó por mi cabeza la siguiente idea: Estimula el hecho de que en la época de la carrera de armamentos, los video-casetes, los trasplantes de corazón, los bebé probetas, las computadoras, los vuelos espaciales, etcétera, algunos hombres se interesen y hasta conmuevan con noticias acerca de la localización o supervivencia de una especie de ave.

En otras palabras: el homo sapiens, absorto y atrapado por realidades técnicas y científicas, no olvidó del todo el entorno natural que persiste al margen de los encumbrados edificios y las ciudades cada vez más contaminadas donde labora, ama, procrea, investiga y vive cotidianamente. No nos hemos desentendido, es decir, definitivamente –me dije aliviado-, de nuestros congéneres del reino animal. Tampoco de las consecuencias que un olvido tal  acarrearían al hombre y al planeta donde se convive.

Trato luego de conciliar el sueño, apartando periódicos y apagando lámparas. Antes de sucumbir, varias interrogaciones encienden fugazmente sus luces ¿Es demasiado este optimismo? ¿No debiera el hombre, a esta altura, haber recorrido un tramo mayor hacia su reencuentro con el mundo natural y los recursos y portentos que nos legó una larga evolución?

¿Cómo todavía la prensa universal no dedica cintillos de importancia a los cotidianos sucesos ecológicos que amenazan el oscilante equilibrio entre los factores de supervivencia y muerte? ¿El interés por un ave es  muestra suficiente de que nos movemos en la dirección acertada y de que terminaremos por comprender, jerarquizar  el asunto, adoptar las decisiones y aplicar con rigor las medidas imprescindibles para conservar el sitio donde protagonizar nuestro destino de humanidad en expansión?

Otras preguntas rondan en la oscuridad, pero el sueño termina por imponer su agobio. Como otras veces, me rindo al reposo con una mezcla en el paladar de confianzas e incertidumbres.

INFORMA THE NEW YORK TIME

En su edición del 25 de mayo de 1985, Granma  (semanal) publica un servicio especial de la Agencia de Información Nacional  donde se confirma la existencia en las montañas orientales del Campephilus principalis. Incluye además un recuadro sobre la repercusión en Estados Unidos del acontecimiento. El texto dice:

El diario The New York Time en su edición del 5 día, informó sobre la localización en Cuba de ejemplares del carpintero real, ave que se creía extinguida en el planeta.

El periódico estadounidense expresa que el Presidente del Departamento de Ornitología del Museo de Historia Natural, Lester Short, declaró que los ejemplares de carpintero real
–macho y hembra– vistos en Cuba podrían ser los últimos en el mundo capaces de reproducir la especie.

El hallazgo de la singular ave en bosques de la zona oriental de la isla se realizó por una comisión de científicos norteamericanos y cubanos.

(más…)

MATANZA DE FOCAS

Numerosas, se agrupan para celebrar reuniones, campañas y sobre todo períodos gestantes y vida en comunidad. Generalmente ocupan playas aisladas, arrecifes, islas y témpanos de hielo de las regiones polares, dependiendo de la especie. Son gregarias aunque hermosas y enfrentan hoy uno de los mayores exterminios cometidos por el hombre.

Ya desde tiempos remotos, un sinnúmero de especies de mamíferos ha desafiado la depredación humana para fines no siempre justificables. Hoy al mismo dilema se enfrenta otra de las especies del planeta que tan gratas resultan para la vista de algunos y el mercado de otros.

La foca es la especie que nos ocupa ahora, del género (phoca) de la familia (Phocidae), evolucionados de ancestros carnívoros, mamíferos y terrestres, que se fueron adaptando a la vida acuática. Similares a las nutrias, tienen un cuerpo fusiforme y extremidades transformadas en aletas, con cráneo más aplanado que el resto de ellos, falta de clavícula, cola corta y pabellones auriculares atrofiados.

Pertenecen al grupo de los pinnípedos (con pies como aletas), focas, leones y osos marinos. Tienen además dentadura adaptada para capturar peces y cefalópodos, viscosos por naturaleza, una caja torácica robusta y cintura escapular más desarrollada que la pélvica. La musculatura de los orificios nasales y del oído externo permite cerrar estas aberturas durante la inmersión.

(más…)

LISTA ROJA PARA BORRAR ESPECIES

Y Félix Guerra

Más de 400 nuevas especies se incluyen en la Lista Roja de los amenazados desde la última evaluación. El antílope saiga, el camello bactriano y el lince ibérico, son algunas de las criaturas que entran al círculo crítico, junto a miles que ya lo estaban en penúltimas predicciones.

Al mismo tiempo, otros cientos de especies quedaron definitiva y francamente en la fatídica página 8 y como recuerdos de la antigua historia natural del mundo. Ahora vagan o pastan o se mueven inmóviles en algún libro de botánica o zoología y en algún estante de biblioteca poco concurrida.

Tal es el destino de las criaturas acompañantes del ser humano. Las causas, cada día más abundantes, provienen de ciudades, industrias, agricultura, pesticidas y deforestaciones, contaminaciones, irracionalidades, ignorancias, incendios, guerras, caza, pesca y talas irrazonables.

(más…)

TIBURÓN CUMPLE 400 MILLONES DE AÑOS

Una criatura ronda las aguas someras o profundas. Sucede en el Mar Caribe. También en los océanos Atlántico, Pacífico o Índico. Aterroriza, por decirlo de alguna manera, a turistas, bañistas, surfistas y pescadores. Es un perfecto animal que se convierte hoy en víctima de una humanidad tantas veces despiadada.

Hablamos del tiburón, del sofisticado y majestuoso tiburón, no importa cuál. Es toda una estirpe milenaria de escualos que nos preocupa y lleva a la reflexión. Razonar y proteger serán las armas más poderosas de la inteligencia.

Los ambientalistas, los más preocupados, afirman que cada año son atrapados en el mundo más de 100 millones de tiburones. En la mayoría de los casos, lo que atrae a los inconscientes pescadores son sus aletas. Matar a un tiburón por las aletas es similar al exterminio del imponente elefante africano por sus casuales y funcionales colmillos, crimen imperdonable.

Las aletas de tiburón son especialmente apreciadas en Asia (y por vía de la trata de chinos, principalmente, llegó a toda América, incluida Cuba, el placer de degustarlas) hasta alcanzar exorbitantes precios en ese continente. En las bodas, por ejemplo, servir sopa de estas valiosas membranas, es símbolo de generosidad y riqueza. De manera que pueden sacrificarse hasta 40 escualos por boda. Y son frecuentes este tipo de devastadoras uniones.

(más…)

TIBURÓN PATAS ARRIBA

Hay, sin lugar a dudas, algo espectacularmente cinematográfico en la resistente estirpe de escualos milenarios. Tiburones tigres, azules, ballenas, toros, martillos, etcétera, pero sobre todo el magnífico tiburón blanco, protagonista de fantásticas historias fílmicas.

“Tiburón” es el tributo de la filmografía dedicada a este fascinante mundo. Obra escrita por Peter Benchley y llevada a la pantalla por Steven Spielberg. El filme los lanzaría a la fama, pues no solo fue nominada a un montón de Oscares, sino que se alzó con tres.

La película en su momento, y por años, aterró además a varias generaciones de televidentes. Los bañistas muchas veces preferían ponerse a leer a orillas del mar, sin atreverse a penetrar al cálido azul. El pánico se apoderó de multitudes y provocó innumerables desastres que dieron al traste, sobre todo, con la tranquila vida de los tiburones.

(más…)

ZUNZUNCITO Y EL VUELO APRESURADO

La ciencia, al fin, dedica su tecnología de punta a estudiar la fauna y en particular a las criaturas más pequeñas e ignoradas. Con el uso de cámaras ultraveloces, sabemos ahora que un colibrí, zunzún o zunzuncito, alcanza en el aire hasta una velocidad de 114 kilómetros por hora.

También la rapidez del ojo mecánico logró descifrar la resolución del aleteo y las maniobras complejas del ala para fijar la posición de comensal en aire: un espectáculo único.

Videos de alta velocidad y la velocimetría digital de imágenes de partículas, vieron gráficamente cómo los colibríes se mantienen suspendidos en los abismos por donde se desplazan, y de qué manera detienen el vuelo ante el alimento encontrado: una flor y otra flor, pertrechada de polen, pero atiborradas además de suculentas y atractivas mieles.

Los estudios actuales refutan los anteriores. Era de esperar a causa del desplazamiento por estaciones de los descubrimientos científicos. Se afirmaba antes que las aves, a pesar de las enormes discrepancias musculares y esqueléticas, aleteaban a la manera más primitiva de los insectos.

(más…)